Categoría: Corporativos

Informe Trimestral de Mercados

UN 2023 DONDE LA PACIENCIA HA SIDO LA ESTRATEGIA GANADORA


01. La mayor parte de la rentabilidad ha estado centrada en tres meses del año, enero, noviembre y diciembre.


02. Los mercados anticipan la tendencia y lo reflejan en el precio de los bonos.


03. Defensivos en renta variable y constructivos en la parte de renta fija.


Finalizamos un 2023 muy bueno para las bolsas y los bonos, con vaivenes e incertidumbres que nos han acompañado durante todo el año, pero una vez más, demostrando que la paciencia y la perseverancia en las inversiones acaba premiando y donde tratar de hacer “market timing” resulta casi imposible, por la velocidad en la ejecución de los resultados.
La mayor parte de la rentabilidad ha estado centrada en tres meses del año, enero, noviembre y diciembre. Donde destacaríamos los dos últimos meses, tras un tercer trimestre negativo, estos dos meses han compensado con creces las caídas y han premiado la serenidad del inversor sobre todo en la parte conservadora de las carteras de inversión.
En la parte de renta fija como hemos ido anticipando durante el año, los tipos asumidos por parte de los bancos centrales eran realmente altos y tenia sentido invertir en ellos para incrementar la rentabilidad de las carteras de inversión a futuro. Durante la última parte del año, con las palabras de los diferentes bancos centrales y la consecuente caída de la inflación, ha provocado grandes revalorizaciones en los bonos, descontando unos tipos más bajos a futuro y aunque no estén anunciados por la FED o el BCE, los mercados anticipan la tendencia y lo reflejan en el precio de los bonos.
En la parte de renta variable, hemos visto un “rally” desde antes de final de año, y aunque, los resultados de este año no han sido sobresalientes, se espera una aceleración para el próximo año, que, sumado a las esperadas bajadas de tipos, han satisfecho al mercado para mantener los elevados múltiplos de valoración en algunos segmentos e incluso aumentarlos. La nota negativa ha sido de nuevo China, la poca confianza internacional y los problemas de crecimiento e inmobiliarios han provocado salidas de capitales en la región, suponiendo una rentabilidad negativa para la bolsa del gigante asiático, únicamente un cambio de discurso por parte del gobierno o una aceleración en el crecimiento podría generar de nuevo confianza en la región para incrementar posiciones, ya que las valoraciones son atractivas.
Seguimos anclados con diferentes conflictos geopolíticos, donde lejos de acabarse siguen de lo más estancados y con difícil previsión de desenlace, aunque por el momento, siguen muy focalizados en las diferentes regiones afectadas y con poco impacto a nivel mundial. Únicamente con afectación y aportando volatilidad en el precio de algunas materias primas, del petróleo y en los precios de los fletes de mercancías.
Para el próximo año, seguimos pendientes de los tres factores claves para el desarrollo de las inversiones; tipos de interés, crecimiento económico y empresarial y escaladas en los conflictos geopolíticos. Por el momento el mercado es beneplácito en todos ellos, anticipando bajadas de tipos para mitades del 2024, la no recesión de ninguna de las regiones occidentales, estimando un crecimiento limitado para la zona euro y menor al actual para USA y una no escalada de los conflictos geopolíticos. Cualquier desenlace a peor, podría traer consigo volatilidad de nuevo en los mercados, sin dejar a un lado el resultado de las elecciones americanas del próximo 5 de noviembre.
Por ello, continuaremos con un posicionamiento defensivo en renta variable ante un inicio de año que esperamos sea de consolidación tras el último rally y constructivos en la parte de renta fija, asumiendo algo más de duración en las carteras de inversión.
Desear que acabéis de pasar unas felices fiestas y un próspero 2024.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

Informe Trimestral de Mercados

UN TERCER TRIMESTRE “DÉJÀ VU” DEL AÑO 2022


01. El Nasdaq a pesar de las caídas del trimestre sigue liderando la rentabilidad de los índices, con un +34,5% en USD.


02. Los tipos se sitúan en el 5,5% en USA y el 4,5% en Europa, unos tipos no vistos en la última década.


03.La correlación positiva entre los activos de renta variable y renta fija en el trimestre, no ha favorecido la rentabilidad de las carteras de inversión.


Tras un fuerte inicio de año para la mayoría de las bolsas mundiales, los mercados se encuentran en proceso de consolidación, con más visibilidad sobre las subidas de tipos, tanto en Europa como en USA, pero con una inflación que tras la fuerte bajada inicial empieza a ser más resiliente por la parte subyacente, sumado a unos resultados empresariales en retroceso, a ello, se le suman las tensiones geopolíticas y en el sector financiero.

Ante ello, vemos índices burs

Tras un muy buen primer semestre, con la mayoría de los índices bursátiles en máximos anuales, nos adentramos en el tercer trimestre con las mismas preguntas que en trimestres anteriores, centradas en; hasta donde llegaran los tipos de interés y que pasará con la inflación y el crecimiento en la mayoría de las economías occidentales.

Durante el trimestre al igual que en 2022, se dieron caídas tanto en la parte de renta variable, como en la renta fija. 

Tras los máximos anuales en bolsas, las elevadas valoraciones en algunos segmentos de las compañías growth y las nuevas dudas sobre el crecimiento, inflación y tipos, lastraron parte de las rentabilidades conseguidas en el año, situando los índices “core” de renta variable en rentabilidades cercanas al 10%, a excepción del Nasdaq que a pesar de las caídas del trimestre sigue liderando la rentabilidad de los índices, con un 34,5% en USD.

Para la parte de renta fija, en las últimas comparecencias de los bancos centrales siguieron con sus discursos “hawkish”, los cuales no ayudaron y situaron de nuevo los tipos de interés en máximos anuales. Seguimos creyendo que a pesar de que el BCE sigue por detrás en la normalización de la política monetaria su papel es más complicado que el de la FED. Los principales motivos como hemos comentado en anteriores informes siguen siendo la dependencia energética, la dispersión entre países, la dependencia China y los problemas en la principal economía europea, la alemana. Tras las últimas subidas de tipos, se sitúan en el 5,5% en USA y el 4,5% en Europa, unos tipos no vistos en la última década, lo que nos hace confiar en que estamos más cerca de los máximos en el ciclo de subidas a escala mundial.

En este contexto, la atención ya no se centra en los niveles máximos de tipos, sino en el tiempo que los bancos centrales los mantendrán en niveles elevados, de hecho, cada vez se contempla más la idea de que mantener los tipos altos durante más tiempo es la estrategia adecuada para contener las persistentes presiones sobre precios, donde tampoco ayudan los conflictos geopolíticos y el repunte de las materias primas en el trimestre, en concreto el precio del petróleo se apreció un 28%, aportando más dudas sobre las caídas de inflación en los próximos meses, sumado a unos comparables de inflación más normalizados.

En definitiva, a pesar de la resiliencia de la mayoría de economías durante el año, continuamos viendo signos de desaceleración más pronunciados en el sector manufacturero, pero transmitiéndose al sector servicios, por lo que seguimos con unos riesgos de recesión altos en algunas economías, donde la correlación positiva entre los activos de renta variable y renta fija no favorece a las carteras de inversión, donde ante ello, continuamos primando la preservación del capital, aprovecharnos de unos tipos de interés más altos en renta fija y la inversión en activos descorrelacionados de los mercados financieros tradicionales. Seguimos atentos a posibles retrocesos en los activos de riesgo para poder incrementar posiciones ante un escenario más favorable, recordando de nuevo que las principales bolsas occidentales siguen con múltiplos de valoración algo elevados para ser considerados como una compra clara.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

Informe Trimestral de Mercados

UN TRIMESTRE DE ELEVADA VOLATILIDAD, PERO POSITIVO PARA LAS BOLSAS


01. Tras un fuerte inicio de año para la mayoría de las bolsas mundiales, los mercados se encuentran en proceso de consolidación.


02. El nerviosismo en el sector financiero tras la quiebra del banco SVB y la compra de Credit Suisse por parte de UBS.


03. Unas valoraciones bursátiles que a pesar de las caídas del 2022 no se encuentran baratas, sino cerca de las medias históricas de valoración.


Tras un fuerte inicio de año para la mayoría de las bolsas mundiales, los mercados se encuentran en proceso de consolidación, con más visibilidad sobre las subidas de tipos, tanto en Europa como en USA, pero con una inflación que tras la fuerte bajada inicial empieza a ser más resiliente por la parte subyacente, sumado a unos resultados empresariales en retroceso, a ello, se le suman las tensiones geopolíticas y en el sector financiero.

Ante ello, vemos índices bursátiles como el SP500 que lleva en el año un 7% vs el NASDAQ o algunos índices europeos con revalorizaciones de digito alto o doble dígito. Estas diferencias vienen marcadas, por las altas valoraciones en algunos segmentos de las bolsas y por los peores resultados de la región americana, donde el crecimiento del BPA agregado del índice SP500 en el 4T del 2022 fue del -3,2%. A parte se estiman nuevos retrocesos del BPA en los resultados de los dos primeros trimestres del 2023.

En las últimas semanas se sumó el nerviosismo en el sector financiero tras la quiebra del banco SVB y la compra de Credit Suisse por parte de UBS, con ayuda del banco central suizo y aplicando un gran descuento en su valoración, a parte de un recorte en la deuda AT1 y Cocos valorándolos a cero. Esta tensión en el segmento financiero por un riesgo de contagio o una nueva crisis financiera provocó que tanto la FED como los grandes bancos americanos entregaran liquidez a bancos regionales americanos, ante posibles nuevas quiebras. A su vez, los nuevos comentarios sobre algunos bancos europeos, como el Deutsche bank, no ayudan a calmar los ánimos en el sector y continuamos con una elevada volatilidad en el sector.

A pesar de ello, los bancos centrales siguen centrados en el control de la inflación, que esperemos podamos ver de nuevo en retroceso en los próximos meses, además acentuado por los comparables interanuales, una vez ya iniciada la guerra entre Rusia y Ucrania en febrero del año pasado. En las últimas comparecencias de los principales bancos centrales, el BCE subió 0,50% puntos básicos, siguiendo su hoja de ruta de frenar la inflación y afirmando la buena salud financiera de los bancos europeos. Si bien, no se pronunció acerca de futuros pasos y revisó a la baja sus previsiones de inflación, hasta +5,3% en 2023 (vs +6,3% estimado anteriormente). La FED también subió de nueva los tipos de interés, aunque de forma menos agresiva que en ocasiones anteriores, en este caso 25 puntos básicos, dejando los tipos de interés en USA en el rango 4,75%-5,00%. La Fed fue algo más “dovish” y reconoció que las turbulencias financieras han resultado en un endurecimiento de las condiciones de crédito, aunque todavía es pronto para calibrar el impacto sobre la actividad económica. A pesar de ello, las presiones inflacionistas persisten y apenas se han producido retrocesos en la inflación de servicios, a pesar del tono más suave del Sr. Powell, este rechazó rotundamente cualquier posibilidad de recortes de tipos para este año.

Con todo ello, hay que recordar que por el lado geopolítico seguimos con la guerra de Ucrania y con tensiones entre los lados de oriente y occidente, sumado a unas valoraciones bursátiles que a pesar de las caídas del 2022 no se encuentran baratas, sino cerca de las medias históricas de valoración, lo que nos lleva a ser prudentes en nuestras recomendaciones de inversión, pero sí seriamos constructivos en caso de nuevas caídas de mercado. Para la parte de renta fija, nos sentiríamos más cómodos, debido a los elevados tipos de interés y la cercanía al final de subidas de tipos, siempre invirtiendo en el segmento de más solvencia y dejando fuera de nuestra inversión la inversión en bonos high yield.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

GESTCAP ASESORES EMPRESA COLABORADORA DEL PROYECTO MYROOM

Desde GESTCAP ASESORES EAF apoyamos el programa, Myroom del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, un programa para las empresas comprometidas con la salud emocional de los niños hospitalizados.

Desde la implantación del programa Hospital Amic en el año 2004, las donaciones permiten al hospital financiar actividades como la música, el arte, las intervenciones asistidas con perros o los payasos de hospital, entre otras muchas.

El programa Myroom, tiene el objetivo de ofrecerles la oportunidad de ser las promotoras de las actividades de entretenimiento de una de las habitaciones del centro durante todo un año.  

Continue reading “GESTCAP ASESORES EMPRESA COLABORADORA DEL PROYECTO MYROOM”

Informe Trimestral de Mercados

“ANNUS HORRIBILIS” TANTO PARA LAS BOLSAS COMO LOS BONOS


01. Cerramos uno de los peores años históricos para la gestión de carteras de inversión.


02. Las reuniones de los diferentes bancos centrales en diciembre lastraron de nuevo la recuperación de los activos.


03. Para 2023, esperamos una primera mitad de año volátil, con unos datos macroeconómicos y empresariales que tenderán a ser peores.


Cerramos uno de los peores años históricos para la gestión de carteras de inversión, donde a pesar de la diversificación muy pocos activos han obtenido rentabilidades positivas en el año.
En lo negativo, destacamos la renta fija, más sesgada a perfiles conservadores que tras años de continúas bajadas de tipos, hasta situarse incluso en negativo, las fuertes subidas de este año han provocado que sea el peor año de la historia para la clase de activo. Por otro lado, destacable también, la caída del índice NASDAQ que se deja un -33% en el año, siendo uno de los peores de su historia. En el lado positivo, el USD y las materias primas, que marcados por las agresivas políticas de subidas de tipos de interés en USA y la guerra en Ucrania son de los únicos activos que han generado retornos positivos en el año.
Durante este último trimestre, misma retórica que en el trimestre anterior, donde los mercados financieros experimentaban fuertes subidas en el mes de noviembre a medida que se anticipaban menores subidas de tipos de interés y datos de inflación inferiores a meses anteriores, hasta las comparecencias de los bancos centrales. En agosto fué el “Jackson Hole” y ahora las reuniones de diciembre que con un discurso más “hawkish” del estimado, provocaban de nuevo grandes caídas en los mercados financieros. Además, en este escenario, la correlación entre bolsas y bonos es muy alta, lo que provoca fuertes caídas en las carteras de inversión, ya que tiene afectación tanto en el lado conservador como en el arriesgado.
Dejamos atrás un 2022 que quedará reflejado como uno de los peores de la historia y con vistas a un 2023 con muchas incertidumbres aún sin resolver.
Para 2023, esperamos una primera mitad de año volátil, con unos datos macroeconómicos y empresariales que tenderán a ser peores en los primeros meses del año, con crecimientos bajos del PIB incluso pudiendo llegar a ser negativos en algunos países europeos, que entrarían en recesión técnica, como la de USA en este 2022, donde reportó dos trimestres consecutivos de crecimientos del PIB negativos. Por el lado empresarial, los resultados de las compañías se espera que se vayan ralentizando, marcados por los bajos crecimientos económicos y la afectación tanto de las subidas de tipos para la refinanciación de la deuda, como por la bajada de márgenes por los incrementos de las materias primas y la inflación, será importante determinar las bajadas de estos beneficios, primordial para la evolución de las bolsas.
Como anticiparon los diferentes bancos centrales, durante estos primeros meses a pesar de que se espera que la inflación, sobre todo la general, vaya bajando continuaran con las subidas de tipos, a priori, a un ritmo muy inferior al realizado durante el 2022. El momento de pivote por parte de los bancos centrales, será primordial para el devenir de la evolución de la renta fija durante el año.
Y no podemos dejar a un lado, los diferentes conflictos geopolíticos existentes, tanto la guerra en Ucrania, que por el momento parece en un punto muerto, ni las relaciones oriente-occidente. Cualquier acontecimiento positivo en este ámbito favorecería los activos de riesgo.
Para la gestión de carteras, empezamos el año prudentes en renta variable a la espera de nuevos datos empresariales y oportunidades de entrada en momentos de volatilidad y para la parte de renta fija continuamos apostando por ir construyendo carteras aprovechando unos niveles de yield no vistos desde 2008. Por otro lado, los activos descorrelacionados del mercado y la inversión en economía real continuaran teniendo un peso representativo en las carteras de inversión.
Desearos un feliz 2023, que esperemos ofrezca unos mejores retornos en las carteras de inversión.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

Informe Trimestral de Mercados

TERCER TRIMESTRE CONSECUTIVO EN NEGATIVO


01. Septiembre, en particular, ha sido uno de los peores meses del año para los mercados financieros, el peor desde marzo del 2020.


02. El Bloomberg Global Aggregate Index índice de referencia en renta fija, se deja un 6,9% en el trimestre y un 19,9% en el año.


03. Hay muchas acciones que ya están descontando una probabilidad relativamente alta de entrar en una recesión, por lo que estamos cada vez más cerca de niveles de entrada.


Continuamos el año con la misma retorica que los trimestres anteriores, con todos los frentes abiertos y mucha incertidumbre, tanto macroeconómica como geopolítica, privando a los mercados financieros de cualquier rebote.
Iniciamos el trimestre con un mes de julio, donde los mercados bursátiles tras los mínimos anuales del mes de junio iniciaron una recuperación. Este repunté se dió, por anticipar un aterrizaje suave de la economía y por empezar a descontar que la FED podría bajar tipos durante la segunda mitad del 2023. Sin embargo, la cumbre de Jackson Hole en agosto, truncó las esperanzas del mercado, donde el anuncio por parte de la mayoría de los bancos centrales, afirmando que su prioridad continuaba siendo la lucha contra la inflación y no el fomento al crecimiento, hizo de nuevo, girar los mercados a la baja.
A partir de ese momento, los mercados anticiparon fuertes subidas de tipos y empezaron de nuevo las caídas, tanto en las bolsas como en los bonos. Septiembre, en particular, ha sido uno de los peores meses del año para los mercados financieros, el peor desde marzo del 2020, coincidiendo con la aparición de la pandemia del Covid-19.
Actualmente, se descuenta que el año que viene los tipos de interés podrían llegar al 4,5%-5% en USA y en Europa sobre el 3-3,5%.
Por activos, el S&P500 se dejó un 4,9% en el trimestre, la mayoría de las bolsas mundiales se encuentran con rentabilidades negativas superiores al 20%, con el Nasdaq encabezando estas caídas y cerrando el trimestre en el -32%. Los mercados de renta fija lejos de calmarse han continuado escalando en TIR y a su vez, bajando en precio. Las fuertes subidas de tipos anunciadas, han hecho estragos en el activo, que se convierte en el peor año de su historia. El Bloomberg Global Aggregate Index índice de referencia en renta fija, se deja un 6,9% en el trimestre y un 19,9% en el año. La normalización del costo del capital en el sistema aún no se ha completado por lo que se está prolongando aún más la caída del mercado de bonos.
Incluso el oro lleva una caída a cierre de trimestre del 9,2%, por lo que no ha existido activo refugio, únicamente el dólar el cual se ha apreciado contra la mayoría de las divisas, en concreto, contra el euro acumula una apreciación de más del 15%.
Esta correlación positiva, entre los diferentes activos, hace más elevadas las caídas en una cartera de inversión diversificada, compuesta por diferentes clases de activos, ya que ninguna de ellas ha supuesto descorrelación o rentabilidades positivas en el año.
A pesar de estas fuertes caídas, la bolsa americana no está extremadamente barata, sino algo inferior en PER a la media de los últimos 25 años, recordemos que esta ratio estima el precio de la acción entre los beneficios de las compañías, por lo que una bajada en las estimaciones de resultados en el tercer trimestre podría desencadenar nuevas correcciones. En Europa y las regiones emergentes esta ratio se encuentra en valoraciones mucho más atractivas, afectadas por el mayor riesgo de las regiones.
Para el cuarto trimestre, la economía global debería seguir perdiendo impulso, y algunas economías podrían caer en una recesión. Los bancos centrales seguirán su ruta, con fuertes subidas de tipos a la espera de correcciones en los datos de inflación.
Por lo que, aunque las perspectivas de crecimiento parecen poco favorables, hay muchas acciones que ya están descontando una probabilidad relativamente alta de entrar en una recesión, por lo que estamos cada vez más cerca de niveles de entrada. Por tanto, esperamos que durante el último trimestre tengamos mayor visibilidad en alguno de los frentes abiertos que nos aporte opciones de entrada en cualquier tipología de activo, ya que como hemos comentado, la correlación existente ha sido alta, y las valoraciones en varios activos son atractivas. Por el momento, con todos los riesgos aún sin resolver vemos pronto empezar a incrementar riesgo en las carteras.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

Informe Trimestral de Mercados

UNO DE LOS PEORES TRIMESTRES PARA LOS MERCADOS FINANCIEROS


01. La renta fija en el primer semestre ha tenido el peor comportamiento de su historia y el S&P el peor desde 1970.


02. Únicamente el dólar y las energéticas han aportado rentabilidades positivas en el año.


03. En los niveles actuales no es aconsejable realizar grandes cambios en las carteras de inversión ya que podría llevarnos a consolidar pérdidas, difíciles de recuperar en un futuro próximo.


Como exponíamos en el informe del primer trimestre, el panorama geopolítico, lejos de solucionarse, se ha complicado, provocando el peor escenario para los mercados financieros. La renta fija en el primer semestre ha tenido el peor comportamiento de su historia y el S&P el peor desde 1970. El estancamiento del conflicto entre Rusia y Ucrania ha provocado un continuo incremento en los precios de las materias primas y, como consecuencia, una inflación cada vez más elevada. Ante este escenario, las políticas de los bancos centrales se han vuelto más agresivas de lo esperado, sobre todo la de la FED, con continúas subidas de tipos, llegando a subir un 0,75% en la última reunión, dejando los tipos de interés en el rango 1,75-2% y con una estimación de tipos para finales de año superior al 3%.

Estas elevadas expectativas de subidas de tipos han provocado fuertes caídas en los mercados financieros, tanto en renta variable como en renta fija, en el primer caso debido a la bajada de valoraciones y un decremento de la liquidez, y en el segundo, por los fuertes incrementos en las yields de los bonos, provocando fuertes caídas de precios en los mismos.
Durante el año, no ha habido refugio en los mercados financieros, a pesar de la diversificación de las carteras de inversión, ya que únicamente el dólar y las energéticas han aportado rentabilidades positivas en el año, incluso el oro no ha actuado como refugio y se deja un 1,20% en el año.
En este punto nos surgen dos preguntas principales, por un lado, si las economías desarrolladas entraran en recesión, y, por el otro, cuando tocaran suelo los mercados financieros. Obviamente son dos preguntas muy difíciles de contestar con rotundidad, pero os dejamos varios argumentos sobre una y otra.

Entendemos que el principal problema es una inflación descontrolada, gran parte de ella provocada por una limitación en la oferta y no tanto por un exceso de demanda. En este caso, si los bancos centrales continúan con una política muy agresiva de subidas, estrangularían la demanda, por lo que existirían grandes posibilidades de que las economías, sobre todo la europea, entraran en recesión. Ante ello, entendemos que los bancos centrales durante el segundo semestre tenderán a ir reduciendo las expectativas de subidas de tipos y tratarán que el aterrizaje de las economías sea más suave de lo que actualmente están descontando los mercados.
Ante este escenario, los mercados de valores podrían descontar algo más en las valoraciones, en este punto también dependerán los “guidance” presentados por las compañías en la presentación de resultados del segundo trimestre, que entendemos serán flojos. La mayoría de las analistas sitúan niveles entre el 3.300-3.400 en el S&P para empezar a tomar posiciones de nuevo.
En un escenario peor, es decir, con mayores subidas de tipos que provocarían una entrada en recesión, entendemos que sería técnica y no estructural, ya que por el momento no se vislumbran desequilibrios importantes en las economías. En este escenario los mercados podrían caer un 10-15% adicional, y entraría en juego el factor psicológico, por lo que hasta que no existiera un cambio importante de tendencia podríamos experimentar periodos de elevada incertidumbre.

Como venimos anticipando, los escenarios para el segundo semestre del año son inciertos y con elevada volatilidad, donde la única noticia que podría cambiar por completo los escenarios sería una desescalada en las tensiones geopolíticas y en concreto en la guerra entre Rusia y Ucrania, que por el momento no se vislumbran. En el mejor de los casos, un control de la inflación y unas políticas monetarias menos agresivas por parte de los bancos centrales podrían ofrecer oportunidades de rebote, tanto en las bolsas como en la renta fija, la cual esperamos tenga un mejor comportamiento en este segundo semestre y actué como diversificador dentro de las carteras de inversión.
Ante ello, entendemos que en los niveles actuales no es aconsejable realizar grandes cambios en las carteras de inversión ya que podría llevarnos a consolidar pérdidas, difíciles de recuperar en un futuro próximo. Estaremos atentos ante posibles cambios importantes en los escenarios planteados que nos pudieran provocar mayores pérdidas o fuertes recuperaciones en los próximos meses.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

Informe Trimestral de Mercados

UN INCIO DE 2022 MARCADO POR LA GUERRA EN UCRANIA


01. La invasión de Rusia a Ucrania era uno de los eventos geopolíticos de riesgo que afrontábamos este año, así lo mencionábamos en nuestro último informe trimestral.


02. Vimos una rápida y coordinada actuación por parte de occidente a nuestro parecer acertada.


03. No somos partidarios por ahora de incrementar las posiciones de riesgo en las carteras de inversión. Aunque sí, realizar diferentes ajustes tácticos.


Iniciábamos el año 2022 con mucha esperanza de llegar al ansiado fin de la pandemia. Se estimaba un año de una fuerte recuperación económica, con unas altas previsiones de crecimiento en la mayoría de las regiones y continentes, pero eso sí, afrontando un cambio en la política monetaria aplicada por la mayoría de los bancos centrales, subiendo los tipos de interés, reduciendo la liquidez a los mercados financieros y eliminando los estímulos de apoyo a la economía fijados durante la pandemia.

Con este escenario, se estimaban unos buenos resultados empresariales, así como, una mayor apuesta por los activos de riesgo en las carteras de inversión apoyada por un crecimiento económico por encima de tendencia, y en contra, una menor inversión en activos conservadores, en su mayoría de renta fija, los cuales podían continuar sufriendo en un entorno de tipos de interés muy bajos y con un escenario de subidas de tipos.

A nuestro parecer, este sigue siendo el escario central, aunque obviamente tras los acontecimientos del pasado 24 de febrero se ha visto modificado negativamente.

La invasión de Rusia a Ucrania es uno de los eventos geopolíticos de riesgo que afrontamos este año, así lo mencionábamos en nuestro último informe trimestral. A pesar de ello, no pensábamos que se materializase de la forma en que lo ha hecho, desencadenando una guerra en Europa no vista desde la segunda guerra mundial. Ante ello, vimos una rápida y coordinada actuación por parte de occidente, a nuestro parecer acertada, como fue la aplicación rápida de diferentes sanciones económicas a Rusia y la no inclusión de la OTAN en el conflicto, lo que hubiera podido provocar una expansión del conflicto a nuevas regiones de actuación.

A partir de ahí, continúan los ataques bélicos de Rusia, muy bien contrarrestados por el espíritu patriótico del pueblo ucraniano y un estancamiento en las negociaciones, sin desenlaces claros a fecha de hoy. A pesar de la tristeza del conflicto, la principal afectación ha sido el incremento del precio de las materias primas, sobre todo del gas y petróleo, del cual Rusia es el principal exportador a la Unión Europea, generando una alta inflación en occidente y una disminución del crecimiento estimado, tanto para Europa como, en menor medida, para los Estados Unidos.

A partir de ahora se pueden dar muchos de escenarios, pero citaríamos dos como principales; el primero sería una solución política relativamente rápida del conflicto, donde el presidente ucraniano el Sr. Zelenski aceptara gran parte de las propuestas del Kremlin, llegando a firmar la paz. Este sería el mejor escenario para los activos de riesgo, ya que provocaría subidas en las bolsas, reduciría el precio de las materias primas e inflación, tendría un menor impacto en el crecimiento económico y, a su vez, podría propiciar la actuación acorde de subidas de tipos por parte de los bancos centrales, sobre todo de la FED.

El segundo, sería un estancamiento total del conflicto con un incremento de los ataques y armamento utilizado, donde Ucrania se siente fuerte en la defensa y no acepta las proposiciones del Kremlin para llegar a un acuerdo, donde nadie quiere ser el perdedor. Por parte de occidente, se continuarían aplicando nuevas sanciones a Rusia y estas serían contestadas por el Sr. Putin. Esto provocaría que el precio de las materias primas continuara siendo muy elevado, así como el de la inflación, provocando parones en las cadenas de producción y reduciendo los márgenes de las compañías, afectando considerablemente al crecimiento económico y aumentando el riesgo de estanflación.

Por el momento, los mensajes sobre una solución al conflicto son contradictorios y la visibilidad aún es muy reducida, por lo que no somos partidarios de incrementar las posiciones de riesgo en las carteras de inversión, aunque sí realizar diferentes ajustes tácticos para intentar paliar los efectos negativos del conflicto y adaptarnos al nuevo escenario económico.

Continuaremos siguiendo muy de cerca los acontecimientos en un año de elevadas incertidumbres.

Desde Gestcap damos todo nuestro apoyo a las familias y al pueblo ucraniano.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”

Informe Trimestral de Mercados

2021, AÑO DE GRANDES SUBIDAS EN LAS BOLSAS OCCIDENTALES


01. Revalorizaciones de doble dígito en la mayoría de los índices occidentales, la nota negativa ha estado la bolsa China.


02. Ómicron, supone un mayor contagio, pero una menor incidencia en personas con la pauta de vacunación completa.


03. Un 2022 donde la renta variable y los activos de riesgo siguen siendo la mayor apuesta.


Cerramos el 2021, con revalorizaciones de doble dígito en la mayoría de los índices occidentales, la nota negativa ha estado la bolsa China, que no ha podido hacer frentes a los graves problemas inmobiliarios, las nuevas regulaciones impuestas por el gobierno a las grandes tecnológicas y un crecimiento del PIB inferior a la media histórica previo a la pandemia. Tampoco se ha librado de las caídas la renta fija, que tras muchos años de rentabilidades positivas este año no ha podido hacer frente al repunte de los tipos, así como el aumento de la inflación.

Otra de las notas negativas del año, ha continuado siendo la pandemia, que lejos de acabarse, hemos terminado el año con una nueva oleado de casos y con una gran afectación, sobre todo en Europa, provocando nuevos confinamientos en Austria y Países Bajos. A pesar de la mayor transmisión de la nueva variante Ómicron, se está cumpliendo que el grado de hospitalización es menor en las personas con la pauta de vacunación completa, lo que reafirma la importancia de continuar apostando por la ciencia y seguir con el calendario de vacunación previsto en las diferentes economías.

Iniciamos el 2022, con un cambio en el escenario macroeconómico importante, donde tras años de inyecciones insólitas de liquidez, la mayoría de los bancos centrales tratarán de volver a la normalidad económica, retirando las ayudas aportadas para superar la pandemia, por lo que, como en años anteriores, las actuaciones de los principales bancos centrales serán de capital importancia para el desarrollo anual. Esperemos que las nuevas variantes del virus no supongan nuevos confinamientos masivos de países o colapsos sanitarios, y que las economías puedan seguir creciendo a los niveles de PIB esperados, sobre todo en Europa y USA, donde estos, son mayores a los previos a la pandemia.

Por otro lado, seguimos con la inflación más alta de las últimas décadas, marcada por el aumento en el precio de las materias primas y las dificultades logísticas en las cadenas de producción, las cuales estamos viendo mejorar en las últimas semanas. La previsión es que seguiremos con inflaciones superiores a la media en la mayoría de las regiones, pero estas caerán considerablemente a partir de la segunda mitad del año. 

Con todo ello, esperamos un 2022 donde la renta variable y los activos de riesgo siguen siendo la mayor apuesta, aunque con la mayoría de los índices cerca de máximos históricos, los potenciales y las estimaciones de rentabilidad son más modestas que en estos últimos años. Estas rentabilidades no se esperan absentas de volatilidad, con varios frentes geopolíticos abiertos (Rusia/Ucrania y China/Taiwán) que pueden aumentar y añadir incertidumbres durante el año, a pesar de ello, ninguna estrategia de inversión puede estar condicionada a eventos impredecibles. Creemos que los resultados empresariales continuaran siendo buenos, vinculados a un alto nivel de consumo derivado de los ahorros acumulados durante la pandemia.

La falta de oportunidades en los mercados de renta fija hace de primordial importancia la selección de los activos que protejan a la cartera, asumiendo un riesgo controlado, ya que actualmente siguen ofreciendo tipos reales negativos. Así como, la asimetría en las diferentes regiones hace que mantengamos unos niveles de diversificación elevados en diferentes clases de activos, regiones y estilos de inversión.

Continue reading “Informe Trimestral de Mercados”